Premio Iberdrola SuperA

6.50 horas de la mañana, suena el despertador.  25 de noviembre de 2020, miércoles. No me gustan los miércoles.   Igual hoy, comienzan a gustarme.

Ducha, me enfundo mi traje, buen desayuno.  Antes de salir, repaso todo, cartera con billetes Ave, entrada a los premios SuperA de Iberdrola, consentimiento…  y salgo deprisa.  ¿Por qué iban a cambiar las cosas?

Antes de comenzar a trabajar a la peluquería, a las Pilaricas, nos gusta siempre estar perfectas, como no podía ser de otra manera.  Cuando llego está cerrada… aprovecho para leerme la prensa.

Llega la peluquera, me deja perfecta y a la oficina.  ¡Genial, me sobra tiempo!

Reuniones, visitas y mi tren sale a las 13.43 horas, no vamos bien, a correr…

Cojo un taxi, no sé si ha sido muy buena idea, atasco.   Cuando bajo del taxi, lo primero que veo son cuatro policías nacionales y un perro.  Solo falta que me pidan papeles y pierda el tren.       

Me quedan apenas cuatro minutos.  Vía cuatro, paso control, y cuando estoy cogiendo mis cosas, levanto la cabeza y ahí está mi compañera de viaje, Beatriz.  Casi no la reconozco, está preciosa, claro de vernos en traje de guerra en el campo de batalla a ahora arreglada para la entrega de premios.  ¡Todo cambia!

Su primera frase, ¡menos mal que vas con traje!

Perdón.

Si se me olvidó decirte que me indicaron dress code.

Me muero, solo me faltaba haber aparecido con vaquero y americana.

Llegamos a Madrid rápidamente y el hambre nos invade, comemos, nos tomamos un cafecito para reponer fuerzas porque la tarde va a estar cargada de grandes emociones.

Cogemos el taxi rumbo a la central de Iberdrola, calle Tomás Redondo 1.

Cuando llegamos allí, impresionante edificio, casi mil personas trabajando, en el control de acceso damos nuestros datos y ya estamos dentro. 

Emma, nuestro contacto en la compañía, nos recoge y nos lleva a que nos realicen el control anticovid.  Nos sacan sangre, y subimos a los despachos donde deberemos esperar para acceder a la sala donde se realizará la gala y correspondiente entrega de premios.

Beatriz y yo le preguntamos a Emma sobre si tiene información de los premiados, jaaa jaaa, ¿cómo nos va a decir el resultado?

Emma nos explica cuál va a ser el protocolo del acto.  Se sabrá quién es el ganador cuando pongan su video.  Es decir si nosotras no ganamos, se pondrá el video de nuestros competidores y ellos serían los ganadores. ¡Tensión!

Hay otras personas en despachos contiguos.  Beatriz, repasa el discurso.  Tenemos los deberes hechos. Tenemos la impresión de que vamos a ganar. 

Sara, mi hermana, ya me ha escrito durante el viaje, felicitándome. ¡Lo tiene claro!

Nos viene Emma a buscar de nuevo y procedemos a dejar abrigos y al cambio de mascarillas, esta vez es institucional, y ya accedemos donde se va a proceder a la entrega.

Las sillas tienen nuestros nombres.

Nos sentamos, la gente a nuestro alrededor está hablando.  Buscamos con la mirada a las miembro del jurado de nuestra tierra Conchita Martínez y Teresa Perales. No las encuentro.

Seguimos mirando, veo a Vicente del Bosque, me impresiona.  ¡Todo lo que hemos ganado con el señor Del Bosque!  España con él fue una potencia mundial en futbol.

Además, tenemos allí a los presidentes de muchas federaciones, así como al Presidente del Comité Olímpico español.

Ahora veo a Carolina Marín, vamos Bea, a felicitar a Carolina.

-Hola Carolina, muchas felicidades por tu trayectoria, te deseamos lo mejor para los juegos de Tokio.  ¿Cómo está tu pierna? – para los que no lo sepáis Carolina se rompió el ligamento cruzado anterior, y ha tenido que ser operada-.

Carolina, nosotras somos deportistas como tú, somos de Pilaricas, jugamos a hockey.

Nos contestó muy amablemente a nuestras preguntas, pero cuando le dijimos que éramos de Pilaricas y vi su cara, siendo jurando.  ¡Se me cayó el mudo a los pies!

Nos volvimos a nuestro sitio, y le dije a Beatriz, si después de venir hasta aquí no ganamos…

En las sillas justo delante de nosotras estaban las mujeres pertenecientes a la élite nacional.

¡Increíble en ese momento, Pilaricas, estábamos sentadas con las mejores deportistas de nuestro país!  ¡Con la  élite mundial!

 A mi izquierda tenía justo a David Gracia Fabre, que me sonería, y me volvía a sonreír. Claro ahora sé que es el Global Director of Marketing de Iberdrola.  En ese momento, ¡no!

Comienza el acto, nervios, muchos nervios, pensábamos que nuestra categoría saldría en tercer lugar, porque así era el orden de la convocatoria, cuando llega el tercer galardón. No es nuestra categoría, toca esperar. ¡Más nervios!

Llega nuestra categoría COMPETICIÓN, recordad que sabremos quién ha ganado al exponerse su video. Lo anuncia la speaker de los premios, nuestra admirada Paloma del Río.

Se escucha el pitido de un silbato, el chocar de dos palos de hockey, y sale el texto en la pantalla de mujer, vida,  y deporte.  Todas somos HOCKEY.

Solo leo Hockey. Y grito siiiiiii, ¡somos nosotras!

Y ya dicen el nombre de Beatriz y sale al estrado.  ¡Espectacular, increíble, genial, maravilloso…!  No hay palabras para tantas sensaciones.  Siento pena también porque todas nuestras compañeras no puedan estar allí con nosotras para celebrarlo juntas.

Los miembros de Iberdrola vienen con nosotras para indicarnos que nuestro proyecto le has encantado. Nos sentimos arropadas, nos sentimos queridas.

Llegan los momentos de fama, fotos, entrevistas…

Volvemos felices por lo conseguido y ahora toca seguir trabajando duro.

YOLANDA ABAD DE AGUEDA

#aragonestaenelmapa #LasMamisAlSol #ElMomentoEsHoyYAhora #HockeymamisZaragoza #Todassomoshockey #MujerVidayDeporte

Comparte esta noticia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

1 comentario en «Premio Iberdrola SuperA»

Deja un comentario

Noticias recientes

Premio Iberdrola SuperA

6.50 horas de la mañana, suena el despertador.  25 de noviembre de 2020, miércoles. No me